Búsquedas

Búsqueda personalizada

sábado, 27 de diciembre de 2008

"Esa maldita costumbre de morir" - Juan Manuel Roca

El último libro que leí fue ‘Esa maldita costumbre de morir’, novela del colombiano Juan Manuel Roca, donde el protagonista lleva una especie de diario que describe pormenores de su vida y de la de Fabricio -su hermano-. El protagonista, alter ego del autor, es un fanático de los espejos y su pasatiempo es descubrir las historias y personajes que alguna vez se reflejaron en cada uno de esos objetos; el hermano es un lector empedernido que utiliza su tiempo escribiéndole epístolas a los protagonistas de sus obras literarias preferidas.

La historia central -que se desarrolla un poco tarde- trata de un país dónde el Gobierno en actitud dictatorial decide prohibir los espejos, pues según la norma solo debe existir un solo y gran espejo donde todos puedan reflejarse por igual. Para lograr el cometido del tal prohibición, el Estado decide destruir todos los espejos existentes, crear cuerpos policiales que detecten espejos escondidos, e incluso eliminar la palabra y los términos relacionados de todos los libros y diccionarios en ese país que se pretende sin reflejo.

Por supuesto surgen los conformistas que siguen la norma y a falta de espejos las personas empiezan a lucir menos acicaladas, entonces se convierten en sospechosos aquellos que se ven demasiado bien arreglados. Igualmente están los inconformes que ocultan un pequeño espejo o que utilizan otros objetos para ver su reflejo. Surge la resistencia que esconde e incluso trafica con espejos y es que prohibir el reflejo es en parte prohibir el propio yo. Finalmente se desata la guerra pues tanto la resistencia como el Gobierno se vuelven cada vez más crueles para hacer valer su derecho o su ley.

A gusto del lector a ‘Esa maldita costumbre de morir’ puede dársele la interpretación política de su preferencia; para mí describe en lo que degeneran los gobiernos dictatoriales que pretenden el igualitarismo. De otro lado, el texto de la novela desluce un poco porque el autor abusa de un recurso literario: el de describir situaciones y contextos con listas interminables de sustantivos o sustantivos adjetivizados, pero bueno es que Juan M. Roca es ante todo un poeta.
Otro libro para mi biblioteca.


Otros Artículos Relacionados:



1 comentario:

Suarón dijo...

Saludos os invito al lanzamiento mundial de mi libro "El blog de Drácula". Gratis en google-books en el enlace

http://books.google.es/books?id=HPwLO6rWbBAC&pg=PP1&dq=el+blog+de+dracula+david+su%C3%A1rez